Mirador hacia el Regajo

Desde la baranda vemos una hondonada de antiguos huertos atravesada por un riachuelo conocido como el Regajo.

El paisaje se puede considerar un bosque de ribera repleto de chopos y álamos. Se trata de un patrimonio único muy vulnerable. El abandono de los cuidados por los cambios en el sistema productivo agrario de las últimas décadas hace que las inclemencias meteorológicas acaben con ellos.

Parque en AguatónParque en Aguatón

En cuanto a los dos palomares que se ven desde la atalaya, tres cuartos de lo mismo. Actualmente la cría de palomas tiene escasa o nula consideración social y económica en el medio rural y los palomares son tenidos como algo antiguo, que ya no sirve. Sin embargo, son unos elementos de la arquitectura popular muy originales no solo por sí mismos, sino por la herencia cultural e histórica que representan en nuestra cultura.