El Monolito

¿Cuantos pueblos tienen un monolito dedicado a los excombatientes de la Guerra de Cuba de 1898? Toda una seña de identidad de Aguatón.

El Monolito de Aguatón

De su origen tenemos el testimonio de Asunción Cardo:

"[El monolito salió] de un primo hermano mío. Mi tío, el que se fue a Barcelona, se llamaba Maximiano. Era hermano de mi madre. Y otro, Pedro José Hernández, era también hermano de mi madre, y mi tío, el que se fue a Valencia. Y de Valencia se fue a Cuba. Pero mi tío Maximiano se quedó en Barcelona. Y en Barcelona tenía mi tío tres hijos. Uno se murió de joven. El otro era boxeador. Ése vino una vez. Fíjate, no había venido nunca... Fíjate si es casualidad que el día que murió mi padre vino a casa. ¡Que nosotros no lo conocíamos! Ni sabía que estaba malo ni nada... Y se vino hasta Santa Eulalia, o a Torrelacárcel. Y allí le dijeron que se había muerto [mi padre]. Estábamos todos en el duelo, no dijo nada y dejó dinero en la mesita. Será costumbre en Cataluña o lo que sea, [el caso es que] dejó allí dinero. Al poco rato dijo: '¿No saben quién soy? Pepito, el de Maximiano'.Y después volvió otra vez y dijo que iba a hacer un monolito en nombre de su padre, de su tío y de los que habían ido la Guerra de Cuba."

Los excombatientes de la Guerra de Cuba de Aguatón

Así que el monolito habría que datarlo sobre 1965, año en que falleció Modesto Cardo, el padre de Asunción. Y sigue:

"Mi tío de Barcelona y mi tío Pedro José habían ido a la Guerra de Cuba. Y entonces mi primo fue el que dijo que iba a hacer un monolito para recuerdo del pueblo de los hermanos y del tío Celestino, los que habían ido la Guerra de Cuba. Los que quisieron los pusieron ahí. Y por eso está ese monolito, por un hijo de un hermano de mi madre. El hijo del hermano de mi madre fue el que hizo el monolito. Y lo mandó hacer a uno de Teruel."

¡Qué cosas!