El barranco de la Hoz

El barranco de la Hoz

Más en naturaleza:

La fauna

La flora

Ruta a la Vacariza

Ruta a la Virgen del Castillo

El barranco de la Hoz

La ruta senderista del barranco de la Hoz de Aguatón es un agradable y sencillo paseo autoguiado, de poco más de 2 kilómetros, que nos brinda la oportunidad de conocer un poco mejor el entorno natural y cultural del municipio, a través de los paneles interpretativos que acompañan al itinerario.

Barranco de la Hoz

La ruta sigue la vega del barranco, internándose después por su escarpado valle, hasta concluir en el puente de la carretera. El barranco suele llevar agua todo el año desde Aguatón hasta la poza, y luego se filtra en el lecho de la rambla. Pero en los periodos muy lluviosos el arroyo fluye durante todo el recorrido.

El paisaje

El bosque de ribera que acompaña el curso del barranco, con saucedas y choperas bien conservadas, es un hábitat ideal donde anidan y se alimentan multitud de aves como el pechico royo, fácilmente reconocible por su posición erguida, su gran mancha roja en el pecho y su característico canto. A medida que nos alejamos del barranco, el paisaje es típicamente mediterráneo, con dominio del carrascal conforme ascendemos en altura.

Barranco de la Hoz

Barranco de la Hoz

Los chopos cabeceros son árboles desmochados, es decir, cortados a cierta altura de su tronco con el fin de que produjeran brotes para aportar mayor cantidad de forraje, combustible y, sobre todo, madera, que se extraía a través de escamondas cada 15 años aproximadamente. El escamondador es la persona que se dedicaba a talar los chopos, un oficio peligroso, pues requería de un hábil manejo del hacha en posiciones muy difíciles. Con el paso del tiempo tanto esta actividad y como el oficio han ido declinando, suponiendo la progresiva desaparición del chopo cabecero, resultando cada vez más difícil observar alguno.

Barranco de la Hoz

Los usos del agua

Las aguas del barranco han tenido multitud de usos para los habitantes de Aguatón. Además de irrigar todas las tierras de secano cercanas al cauce, su caudal hizo funcionar el molino viejo,también sirvió para generar electricidad durante los años de la posguerra y surtió a los lavaderos de la localidad. La riada del 18 de julio de 1999 sacó a la luz una sorpresa que ya nadie recordaba: la existencia de una poza natural delimitada por las imponentes paredes verticales del barranco. Paraje de inusitada belleza que podemos disfrutar en la ruta.

Barranco de la Hoz

Barranco de la Hoz